Feeds:
Entradas
Comentarios

Estrella

Empecé mi segundo cojín con la técnica estrella:
1. Cortar los patrones en acetato.
2. Marcar y cortar la tela según el hilo. Dejar 1 cm de lado (mejor no ahorrar en esto).
3. Pinchar los vértices. Pinchar los lados.
4. Coser dos y uno atrás, como con el logcabin.
5. Planchar y esperar a que me enseñen a ensamblar.

Armado del cojín

Después de acolchar (muy difícil coger las tres capas con las puntadas), vino el tema planchado y corte de la contratapa del cojín.

Descubrí que planchar no es tan fácil. Se me estiraron las orillas y quedaron curvas y desniveles. Tuve que nivelar. Me gustaría aprender a manejar el cutter de tela.

Coser a máquina también tiene lo suyo: me cuesta mantener la estabilidad.

El cojín quedó precioso, en tonos verdes y rosa, como la pintura de Berthe.

El próximo trabajo será una estrella con patrones.

Diferencia de puntadas

Hoy uní los cuatro bloques grandes y empecé a acolchar.

Mientras las puntadas para coser los bloques pequeños entre ellos es: pincho pincho, remato, pincho, pincho remato; las puntadas para acolchar son más difíciles, ya que tengo que unir tres capas: el patchwork, la guata y una tela fina interior.

Aquí las puntadas básicas.

Me equivoqué en el orden del montaje y tuve que descoser una vez más.
Tal como deduzco, la numeración es en dirección de las agujas del reloj. En este momento estoy con las formas geométricas. Tengo ya tres cuadrados. Estuve cosiendo hasta en el tren.

Aún y así, más errores: cosí dos por el derecho del marcado de la entretela y dos por la sombra. Cuando tuve que unir los cuatro grandes bloques me di cuenta que en el medio no se entrelazaban los bloques laterales centrales… Vuelta a empezar.

Ahora entiendo el sentido de las letras en los patrones: sirven para unir los grandes bloques.

Acabé el segundo cuadrado del log cabin. Me da mucha pereza poner la plancha para ir
aplastando después de cada costura. Por ello empecé a alisar con la uña y a poner alfileres para sostener la costura. Esto me ocasionó algunos problemas: un pequeño pliegue no deseado entre el bloque 4 y 5.

Otro problema fue que no corté un bloque con margen suficiente y tuve que descoser y arreglar.

Abrí un cuaderno usado como contenedor de bloques y preparé una serie para los tres cuadrados que me faltan. Esto me animó ya que agilizó el trabajo y tengo mayor percepción del avance.

Quiero tener todo preparado para montar el cojín el próximo martes. Grabé un vídeo para experimentar: pinchar y rematar, *dar dos puntadas seguidas y rematar*. Repetir de *a*.

—–

El cuadro que se reproduce es Mujer cosiendo, de Diego Velázquez (Sevilla, 1599-1660).
El poema enlazado al cuadro es Mujer cosiendo, de Eliseo Diego (La Habana, 1920-1994).

Primer día: lento y parejo

[rockyou id=102263604&w=450&h=338]
  • Marcar con mucha prolijidad. Quizá deba fijar la entretela al patrón con un par de clips.
  • Dejar al menos un centímetro de margen para costuras.
  • Puntadas pequeñas, remate de a pares.
  • En cada arista conviene pinchar.
  • Asir sin arrugar.
  • Plancha sin forzar ni estirar.
¡Me muero por coser a máquina! Esto es todo un ejercicio de paciencia.
El título del blog está inspirado en lo dice Liliana Heer en su novela Neón.

Ariadna: el día anterior

https://i0.wp.com/farm3.static.flickr.com/2078/2259396198_7693162c7c_o.jpg

Ariadna

(…) y le ayudó dándole una espada mágica y un ovillo del hilo que estaba hilando para que pudiese hallar el camino de salida del Laberinto tras matar al Minotauro.

—— 

Esta mañana por fin me decidí. Entré en Fil d’Or del carrer Sant Pere y pregunté si había cursos de Patchwork. :-). Empiezo mañana martes a las 10. Estoy contenta y excitada. ¿Tendré que llevar algo? ¿Tijeras? ¿Hilo? ¿Retales?

La culpable de todo fue Julia, una compañera de curso de Espiral. Aquí sus obras:

https://i0.wp.com/farm3.static.flickr.com/2207/2259396432_cf891bb1a8_m.jpg https://i1.wp.com/farm3.static.flickr.com/2358/2259395898_b00583eb33_m.jpg